1 de abril de 2009

¡¡¡NUESTRO TESORO!!!!

Vaya sorpresa nos llevamos el viernes cuando, a medio día, descubrimos con horror cómo la tripulación del Capitán Barbanegra había robado nuestro tesoro.
Decidimos entonces ponernos nuestros atuendos de bucaneros e ir a seguir las pistas.
Un torreón solitario, unos marineros construyendo un nuevo escondite, una playa con un tesoro escondido... unos pasos a seguir y hallamos...el tesoro del mismísimo ¡Barbanegra!: Un cofre con unos dulces doblones de plata y oro.



Una buena tarde para disfrutar como corsarios.