19 de febrero de 2009

UN POQUITO DE RELAX

Entre tanto alboroto, juego, broma... hemos tenido un momento de relajación.

Empezamos relajando algunas partes del cuerpo de manera individual: Las manos. Contraemos y extendemos músculos de grandes zonas para comprender cuando hablamos de relajación. Luego nos tumbamos en el suelo y jugamos al Oso.



La historia cuenta que iba un cazador por el bosque cuando oye a un oso. El cazador piensa que si se queda muy quieto el oso no le hará nada, en cambio si se mueve se lo comerá. Todos se convierten en cazadores por un rato y la osa va uno a uno intentando hacer que se muevan. Primero con palabras, con caricias y cuando ya está por terminar con algunas cosquillas, pero todo de manera muy suave. Para ser el primer día ha sido muy grato ver que hemos tenido ¡9 ganadores! y alguno incluso se ha relajado demasiado y ha echado una cabezada.


El juego les ha gustado tanto que han decidido contarlo a los papás para poder jugar en casa. Aqui iremos puliendo el tema de la relajación.

3 comentarios:

sonia dijo...

¡QUÉ CHULO! Me parece muy buena actividad para jugar a relajarse porque la verdad es que necesitan alguna motivación, si no se lo toman a juego y no se relajan mucho. Lo probaré.

sonia

carolina dijo...

muy bien necesitan relajarse

Marian dijo...

Lo que me ha sorprendido es lo bien que lo hacen. No me esperaba que fuese así desde la primera sesión.