12 de noviembre de 2008

TAMBIÉN SABE A... ¡CASTAÑAS!

¡¡¡¡Hummm!!!! ¡¡¡¡Q sabrosas!!!!

¡y sobre todo después de un buen cuento y en un día de niebla!


Menos mal q el tiempo nos respetó la salida y pudimos tomarlas en el patio con nuestros compañeros. Algunos las devoraban, otros las probaban tímidamente y alguno decidía... guardarla para más tarde.

Antes habíamos estado escuchando atentamente el cuento de la Castañera y habíamos cantado con nuestros compañeros su canción:


LA CASTAÑERA

Cuando es el tiempo de las castañas,
la castañera, la castañera,
vende castañas de la montaña,
en la plaza de la ciudad.

La camisa le va pequeña,
la faldita le hace campana,
los zapatos le hacen clon-clon
y cuando baila siempre gira así.

Gracias a todas las mamás que nos han ayudado en la actividad, nos ha encantado contar con ellas.